Español English

El Ayuntamiento distingue la labor de tres centros de enseñanza sobre la prevención del consumo de drogas

El objetivo de la iniciativa es apostar por los centros educativos como factor de protección del consumo de drogas en los estudiantes adolescentes

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, y la concejala de Servicios Sociales, Lola Aguilar, han entregado hoy las distinciones Centro de Educativo Saludable a los IES Bezmiliana y Ben Al Jatib y al colegio La Marina, un reconocimiento que se enmarca dentro de la actividad “Promoción y apoyo técnico de programas institucionales de hábitos de vida saludable” y que está financiado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria.

 

Según ha explicado la edil de Servicios Sociales, “el objetivo de esta iniciativa es dar respuesta a un problema emergente muy extendido y afianzado en los adolescentes, apostando por los Centros Educativos como factor de protección del consumo de drogas en los estudiantes en esta edad”.

 

Los centros de enseñanza que han participado en esta iniciativa han designado a algunos docentes para que asistan a  cursos, charlas y talleres que se han formado o han actualizado sus conocimientos en prevención de drogas, en el apoyo técnico necesario para el desarrollo de los programas de promoción de hábitos de vida saludable propuestos por la Junta de Andalucía, en el seguimiento de los casos derivados en el que se detectan indicios de consumo, y en todo lo relacionado con la prevención de drogodependencias.

 

El alcalde ha destacado el trabajo que se está realizando desde los Servicios Sociales en este sentido y ha expresado la intención de seguir actuando esta línea. “El Ayuntamiento debe tener involucrarse a todos los niveles con los centros escolares, reforzar sus actividades con este tipo de iniciativas que ayudarán en el futuro a nuestros hijos y les enseñan valores en el presente”, ha añadido.

 

Para obtener la acreditación de “Centro Educativo Saludable” los centros educativos han tenido que desarrollar o solicitar al menos un programa educativo de hábitos de vida saludable que oferta la Junta de Andalucía u otros programas propios que desarrollen directamente temas para prevención de drogas (jornadas, eventos, actividades, etc.), participar en los cursos de prevención para profesores y orientadores de iniciación o actualización en prevención de drogodependencias, ejercer una prevención activa detectando y notificando a las familias posibles indicios de consumo y derivarlos al servicio de prevención, colaborar en la notificación e inscripción de los padres y madres a los “Talleres Familiares” que se organizan desde los Servicios Sociales Comunitarios y Especializados y sensibilizar e implicar al conjunto de la comunidad educativa.

Imágenes relacionadas