Español English

El Ayuntamiento actuará sobre las fachadas que presenten deterioros y no respeten la estética de la vía pública

Los inspectores están llevando a cabo una vigilancia especial lo largo de la N-340 que continuará en otras calles

La Concejalía de Vía Pública del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ha puesto en marcha una inspección especial fijando su atención en las fachadas que presentan pintadas o pegadas de carteles y que no están en concordancia con la estética del entorno. Así lo ha anunciado la concejala responsable, Marta Marín, que ha explicado que esta actuación “tiene como objetivo obligar a los propietarios a cumplir la Ordenanza Municipal de Vía Pública en este aspecto”.

 

Así, los inspectores de la Concejalía están llevando a cabo una vigilancia especial sobre estas fachadas a lo largo de la N-340 a su paso por la localidad que continuará en otras calles. Según ha indicado Marín, en una primera batida se han detectado una veintena de propiedades que no cumplen con la ordenanza municipal.

 

La concejala ha indicado que “después de una primera inspección hemos recibido  una respuesta positiva de los propietarios de los inmuebles que presentan condiciones de deterioro y buena predisposición a subsanarlo. Lo que ocurre en la mayoría de los casos es que se produce un desconocimiento de la ordenanza, por eso estas inspecciones sirven también como información”.

 

El procedimiento que sigue el Ayuntamiento es contactar con los propietarios de esos inmuebles, a los que se les da aviso del incumplimiento y un plazo de 15 días para subsanar el deterioro. Posteriormente, se procede a la apertura de un expediente administrativo en caso de incumplimiento del aviso que puede finalizar en una sanción económica.

 

Estas sanciones pueden oscilar entre los 750 euros (faltas leves) y los 3.000 euros (faltas muy graves). Las faltas graves son sancionadas con 1.500 euros y también existe la posibilidad de que el expediente solo contemple el coste del adecentamiento.

 

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha indicado que “con esta medida no se pretende recaudar más, sino que nuestras calles luzcan la estética adecuada dado que somos un municipio turístico que recibe visitantes durante todo el año”. “Los propietarios de las fincas, viviendas y establecimientos están obligados a mantener el estado de la limpieza y el decoro de las partes del inmueble que sean visibles desde la vía pública. Es importante conseguir uniformidad en esa estética y que ésta sea acorde al entorno para que nuestras calles gocen de buena imagen de cara al ciudadano y a los turistas”, ha añadido.

Imágenes relacionadas